lunes, 23 de julio de 2012

Los sonidos del espacio exterior

Tanto house y tanto techno... por ahí alguno me dice que me estoy olvidando en este blog del padre de todos estos estilos electrónicos. Que me estoy olvidando del electro.

No me olvido, que conste, pero debo reconocer que si de los otros estilos no sé casi nada, de éste ya, vamos... soy una ignorante de la vida.
Pero ojeando la oferta musical de Barcelona este verano me ha sorprendido ver que el Moog va a dedicar un día por semana al electro, así que, como la ocasión la pintan calva, aprovechando la coyuntura me he decidido a leer, informarme y escribiros por aquí algo sobre este estilo.

Os explico dos ingredientes para la receta del electro:

El primero: corregidme si me equivoco, pero el electro tiene su base en los ritmos "hip-hopianos". Ese rollo de ritmos rotos, de tomar trocitos de otros temas, y repetirlos creando un nuevo ritmo, y unirlos entre ellos, mientras el MC cantaba encima. Como os diría... por lo que he entendido no es que el electro venga del hip-hop, es que el hip-hop asentó una forma de hacer música que luego sería la que usaría el electro. Y en realidad antes que el electro lo que surgió fue el electro-funk, que seguía reconociéndose como hip-hop pero que claramente estaba usando unos nuevos sonidos sintéticos, electrónicos, que acabarían independizándose de los MC's y seguirían su propio camino convirtiéndose en el electro que hoy se reconoce como tal.

El segundo: a principios de la década de los 80's el boom espacial en los EEUU era claro. La NASA lanzó el autobús espacial Columbia, Steven Spielberg jugaba a volar en bici con E.T., y George Lucas se volvía el dueño del Imperio Galáctico, con permiso del ruso Isaac Asimov.
Además la banda sonora de los jóvenes eran los soniditos de las máquinas de videojuegos Arcade y el ordenador de 8 bits Spectrum. Esa ufomanía y esa sencillez en la imagen y el sonido llegó a influir fuertemente en los DJ's y productores musicales del momento.

Ahora juntad los dos ingredientes, añadid una caja de ritmos Roland TR-808, y lo metéis en un estudio hasta que esté todo bien unido. 
Resultado: Planet Rock de Afrika Bambaataa.


Con el tiempo el electro dio lugar a otros estilos como he dicho antes, el house o el techno, pero siempre mantuvo una línea pura, bien underground, contando con grandes productores que siempre fueron fieles a esa filosofía musical. Unos cuantos los podéis ver en el Moog este Agosto. Podéis entrar aquí para más detalles: 



Os dejo un par de temas más de electro actual que se produce en nuestro país. ¡Saludos terrícolas! Que el electro os acompañe...





viernes, 20 de julio de 2012

Peregrinaje

Como el año pasado, hoy toca esta entrada:

No vamos de rodillas, pero volvemos arrastrándonos. No rezamos y alabamos al Señor, pero levantamos los brazos al cielo y nos maravillamos ante el escenario Gobierno de Aragón. No pedimos perdón por nuestros pecados, pero nos redimimos de toda culpa.

La peregrinación al desierto de los Monegros este fin de semana será masiva. Nueva edición del festival, y de nuevo "mejor cartel ever", "superando récords de asistencia", "la mayor fiesta jamas montada". Expectativas muy altas, y conciencia de que vamos a un terreno hostil (por primera vez en 4 años pienso llevar conmigo un p*** anorak que me salvará de ese frío del desierto del que nunca nadie te habla).

Este año han cambiado a David Guetta por The Prodigy. Al parecer no le gustó a la organización la experiencia de poner en cartel a una superestrella comercial del house. O quién sabe, quizás no llegaron a un acuerdo con Dj Tiesto. Sea como sea, este año han cambiado a las niñas guapitas con vestiditos y sandalias lindas, por... por... uhm... por seguidores de The Prodigy... que yo creo que no irán con "lindos zapatitos". Bien de punk guarro y ritmos acelerados para melenas agitándose, y manos haciendo el "f*** you!!" al cielo. Todo un contraste respecto al año pasado. 

Pero me parece bien este "todo vale" del festival. Un "todo vale" que dura hasta las 4h más o menos. Luego, luego ya, déjate de inventos y mételes techno techno y más techno. 

Este año una lagrimita ha rodado por mi mejilla cuando he visto que mi querido negro gordico Carl Cox no iba a cerrar el festival. Dejando ese honor ni más ni menos que al amigo de rubia cabellera, Richie Hawtin. Veremos cómo despide esas 22 horas. 

Os dejo un tema de los cabeza de cartel. Un tema que bailé mucho cuando tenía 17 años, cuando esos acordes malignos invadían mi cuerpo y lo agitaban. Confío en que mañana pueda revivirlo en el desierto.



jueves, 19 de julio de 2012

Mi Tresor...

Ya alguno creía que me había ido de vacaciones sin avisar ¿eh? Pues no no, nada más lejos de la realidad. Estaba de lo más engorilada en mi curro, y es que cuando llega Julio el trabajo se dispara...blablabla.. eso os la pela de canto, lo sé. Vamos a lo que vamos:

Uno de sellos-clubes más importantes en la historia del techno fue el Tresor de Berlín. No tengo muy claro qué fue antes, si el huevo o la gallina: ¿Berlín lo petó con el techno porque tenía el Tresor? ¿El techno lo petó en Berlín porque estaba el Tresor? ¿Se abrió el Tresor en Berlín porque el techno lo petaba? :-/ ...  Da igual, eso nuevamente nos la vuelve a pelar de canto (si sigo así acabaremos todos muy pelados hoy). 

En el año 88 se inauguró el Tresor, un local ilegal cerca del muro donde se pinchaba acid house para unos pocos. La policía cerró el club y no fue hasta la caída del muro que los dueños pudieron recolocar la discoteca:


"Cuando encontramos esa vieja cámara acorazada en el corazón de Berlín, fue como penetrar en una pirámide. Conforme íbamos entrando en el edificio, cerrado durante cuarenta años, alumbrándonos con la ayuda de las velas, nos dimos cuenta de que algo mágico sucedería en aquel espacio".


Dimitri Hegemann

El Tresor estaba en la sala donde se guardaban las cajas fuertes de unos grandes almacenes que en el pasado habían sido los más importantes de Europa. El club y sello, cogido de la mano de lo que estaba pasando en Detroit, se atrevió con las nuevas tendencias. Por ahí pasaban todo lo bueno de casa y lo bueno de fuera, y además como sello publicó los primeros temas de Jeff Mills (máximo representante del techno para muchos).

Tras casi 15 años de pagar un alquiler por estar ocupando ese espacio, el estado decidió vender esa propiedad a un grupo de inversores para construir oficinas, y por segunda vez en su historia el Tresor tuvo que marcharse de donde estaba. 

Ahora está en una gran nave industrial en el barrio de Mitte. Han intentado reproducir lo que un día fue (eso me lo han contado, yo no vi el Tresor original), y según dicen se han quedado cortos...