martes, 10 de enero de 2012

¡Qué asco tan rico!: One - Swedish House Mafia.

Sí, señoras y señores, por fin llegaron a HPF Collective los más macarras y faranduleros. Vaya tres perlas. Pero si están aquí es por una razón y es que, igual que en su día los sintes retro inundaron nuestros auriculares con los enmascarados Darf Punk a la cabeza, los sonidos trance están que lo petan (que le pregunten a Calvin Harris, LMFAO o a Lady Gaga. Dios me he hecho daño con esta última). Nos duela más o menos, esto es así.

Fórmula del éxito: se juntan tres playboys del Housismo Ibicero que pasan más tiempo con las manos al aire que tocando faders (ya me diréis tres tíos pinchando lo que pinchan...) y le dicen, al que de verdad curra, que es Axwell, que se saque de la manga cinco notas. Que lo van a petar seguro. Axwell se niega, pero después de una noche loca de fiesta con Angello e Ingrosso el tío tiene una iluminación: ellos subidos en un escenario aguantando el tipo ante las grupies en el Ultra Music Festival, para irse luego a un hotel 5* Gran Lujo a pegarse una vacanal a lo Calígula. Es entonces cuando les dice que dónde (coño) hay que firmar. Se saca las cinco notas con un Casio a pilas y les pregunta si han sentido un escalofrío. Los otros dos gritan al unísono: Joder, ¡sí! (porque así hablan siempre Angello e Ingrosso, al unísono). Y ya lo tenemos: gira para arriba, gira para abajo, escenarios con telones de 10 metros de alto, videoclip, remixazo de Congorock y hasta una versión (más que penalizable) con voz. Sí, os reís, pero ellos aún se ríen más. No defiendo el mercantilismo Bisbalero barato, y mucho menos con algo tan serio como el House, pero esta canción es un Hit. Y punto. 





Quizás te interese sacar algunos sonidos de estos (escondiéndoselo a tu círculo de amigos que escucha Caribou, por supuesto) para probar si con cinco notas eres capaz de levantar de debajo de la arena a diez tías en bikini untadas en aceite (cuenta la leyenda que Axwell lo hizo con un Mini Korg en "es Caballet"). La opción más fiable, sencilla y Pro es el VST Sylenth1. Tiene algunos presets que se acercan a estos pedazo de Leads tranceros, pero tocando un poco (a ciegas mismo) algunas ruedecitas puedes sacarte sonidos bastante personalizados. Truquillos como utilizar dos veces el mismo sinte (paneado a izquierda y derecha por ejemplo) cambiando un poco la configuración de cada uno puede hacerlo sonar enorme. Recuerda que por norma (lo cual no significa una mierda) el Bombo y la batería se sitúan en el centro de una canción y los sintes principales "tienden" a abrirse más a izquierda y derecha. En este caso, en la canción ONE, si nos fijamos bien tenemos un sinte más agudo a la derecha y uno que sigue el mismo ritmo, pero más grave, a la izquierda. Y luego, en el estribillo, está el sinte "te lo dije" que te la clava por el medio. Un riff perfecto para levantar las manos de miles de cuerpos empapados en sudor que gritan como si estuvieran a punto de teletransportarse a otra dimensión. 8 points to Sweden (House Mafia).


Darth Mike


No hay comentarios:

Publicar un comentario