viernes, 25 de noviembre de 2011

Seré breve: Este finde...

Hoy no me extiendo mucho porque mi jefe ha despertado tras un largo letargo y me ha llenado de trabajo (sí, yo trabajo... un poco), pero no quería irme de fin de semana sin deciros dos cosas:

1ª: Que este sábado de 17h a 21h podéis deberíais de escuchar el programa Contacto Sintético que conduce, dirige, cocina a fuego lento y gratina el señor Thomas Noel para que todos lo disfrutemos. El aliciente es que este sábado se va a emitir desde Discos Paradiso  y va a haber un directo de Replicante Norman
Otro aliciente es que si no habéis escuchado nunca Contacto Sintético no podéis pasar un día más en vuestra vida fardando de ser unos pros en temas de música electrónica, así que echadle un oído este sábado y ya me contaréis. 



Y 2ª: Después de haber escuchado el programa sé que estaréis salivando a saco y necesitaréis darle un poco mucha caña al cuerpo. ¡No sufrir! Que está todo pensado. Os vais directamente sin pasar por la casilla de salida, y sin cobrar las 20.000 ptas al KGB, donde estarán (cojo aire):  

¡¡¡Buffetlibre!!!... ¡UÉ!... ¡¡¡Viktor Ollé!!!... ¡UÉ!... ¡¡¡Thug Ladies!!!... ¡UÉ!... ¡¡¡HAL9000!!!... ¡UÉ!... ¡¡¡PFF!!!... ¡UÉ!... ¡¡¡Bastardeejay's!!!... ¡UÉ!... ¡¡¡Sons of Vader!!!... ¡UÉ!... y... ¡¡¡Kimberly i Clark!!!... ¡UÉ!

¡¡¡¡BANZAI!!!!!! ... No se podía llamar de otra forma una fiesta con semejante line up. Uno a uno, no se me amontonen en la cabina que luego se me hacen daño y pasa lo que pasa. 

Desde aquí os pido una foto de grupo. Por favor. Yo no voy a poder ir. Me comprometí hace meses con unas amigas para irme de fin de semana con ellas, y... me voy a quedar sin verlo. Necesito una foto de grupo.



miércoles, 23 de noviembre de 2011

Conquistando Barcelona

Algo está pasando en Barcelona... Desde que volvimos de verano no paro de tener noticias de colegas del gremio que van a pinchar en localazos de la ciudad. Algo se está moviendo, algo está cambiando... 

Todo comenzó con la pareja Shit Japens, unos chavales que conocí un miércoles en la fiesta MODE, y que eran todo sonrisa y admiración. Capacidad para reconocer la calidad, y muchas ganas de comerse el mundo. Y vamos si se lo están comiendo, con patatas y extra de salsa brava. Comenzando por dejarse caer en el Noise, prestándose a poner su musicón en las 808, captados por el KGB en su proceso de renovación de sets (lavado y maqueado de cara completo), sacando su vertiente más electro en fiestas Electroclub, y ahora dejándose seducir por un Boombox donde, estoy más que segura, el día 22 de Diciembre revolucionarán la pista y la cabina. 

Suma y sigue. Los increíbles PFF. Tres eran tres los hijos del disco-house, y si su fantasía más marrana era el nu-rave. Y les seguimos hasta el Noise, y también a las 808, y por el Hotel ME con ED también se dejan ver. Tanto se van a poner musicón a las fiestas de algún que otro pueblo, como se cogen el AVE y se marchan a Madrid a revolucionar a la peña en el Zoológico Club. Ponen el KGB patas arriba de la mano de Neonized, y ahora, desde hace un par de meses, el trío lalala, lo están petando en el City Hall... k' kabrones... Y yo pobrecita de mí, aún no he podido verles.

Y no todo se queda en deejing, que también hay entre nosotros productores que suenan muy bien. Nace un sello nuevo en Barcelona, MUNIT, con temas de Onicrom, Eseoese, Bombjack... Estos productores emanan madurez, sabiduría y experiencia, y eso se nota, y mucho, cuando los ves pinchando por ahí, o escuchas sus temas. El sábado pasado en la 808 estuvieron tan grandes que casi ni cabían en la cabina. 

Y hablando de experiencia y desenvoltura no nos podemos dejar al recién reaparecido Electroclub, que ya ha empezado a dejarlas caer por el Lennon's, y cuyo master&commander, Spy, empieza a ser un habitual de las noches del Moog con sesiones con unas cotas de elegancia, de buena selección, y de arte de la mezcla que a una servidora la dejan flipando. 

Y no sigo porque ya me estoy pasando de largo, pero podría deciros muuuuchos más nombres de amigos, colegas, y coleguillas (los Plastidécor, su hijo Banzai, el maestro Sincriterio, Bluetag junto con Luisiño Dj y Menudo Dj, con su nuevo proyecto 4handsup DJ's, etc, etc ...) de los que me va llegando que ahora pinchan aquí, ahora pinchan allá, ahora montan esto, ahora montan lo otro. 
No sé si lo notáis, pero poco a poco nos estamos camelando a Barcelona. Y por la parte que nos toca a todos, felicidades majos, vamos allá :)

miércoles, 16 de noviembre de 2011

808-Sábado Raval

¡Volvemos a casa! Se acabó el verano (ha quedado claro esta última semana...). Basta de arena, de sudor, de quedarnos pringaos con la sal. Volvemos al Raval. ¡Aiiiish! ¡Pero cómo lo hemos echado de menos! 

Este sábado (sí sí, sábado), estaremos en el Zentraus, un local con un sonido de club que lo peta, desde las 23h y hasta las 3h

Y como ya hemos cumplido un año aquí los "hachepeefienses" nos hacemos un auto-regalo y nos marcamos un line up (line up es la gente que va a pinchar en una fiesta. Os lo digo porque hay peña por ahí que usa palabros de estos dando por supuesto que todo el mundo sabe qué significan... y mira, pues qué te voy a contar chico, yo hasta hace medio año siempre había dicho "gente que va a pinchar" y no "line up".... y bla bla bla... que me voy por las ramas, sigo), pues eso, hemos ido a ver una gente que acaba de sacar sello guapo guapo crema fina en Barcelona y les hemos pedido que nos hagan un Live! y una sesión mano a mano. Estoy hablando de MUNIT. Podéis oír los temas que están lanzando (el último ayer mismo) en sus perfiles de soundcloud y de mixcloud, con artistas como Stereonoise, Eseoese, Onicrom, Bombjack, R-Stark y Maleza.

Así que si queréis oír su música en directo, el sábado tendréis a Onicrom currándose un live! de 45 minutos. Además, 1 hora y media de "sang i fetge" con un mano a mano: Bombjack vs. Eseoese. Un duelo limpio donde los tirones de pelo y los mordiscos sí están permitidos. 


Para acabar, la última hora, estarán Sincriterio & eSeMCy. Technaco que os dejará bien puestitos y con la mente bien clarita para poder votar responsablemente al día siguiente cuando lleguéis a casa de la juerga.

Oye, y si en realidad lo de escuchar a fulanito o a perenganito con el gromenauer live del sello grijander os la pela de canto, pues os digo que va a ser fiestón, gente bailando, peña mu maja, y que todos somos un grupazo que da gusto vernos, y que estás invitado a venir y pegarte una buena juerga.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Britpop

Britpop. Ese es el título de esta entrada. ¿Pero esto no va de música electrónica? Siiiii, ya veréis ya. Que todo tiene su lógica.

Un día os di la chapa hablándoos de la Criminal Justice and Public Order Act, bien, eso fue en el año 94, el discurso britpop surgió en el 93, y ambas cosas están relacionadas, ambas acciones tenían un mismo objetivo. No os creáis que soy una flipada, ahora os lo explico:

El techno, el jungle, el garage... estaban ahí haciéndose un hueco importante dentro de la cultura anglosajona. Había heterogeneidad entre sus seguidores: negros-blancos, hombres-mujeres, homos-heteros, ricos-pobres, etc, cualquiera era bienvenido. Eran músicas que más que ser comprendidas eran usadas como escapismo de la realidad menos atractiva que vivían estos jóvenes. Unos jóvenes que tenían mucho que decir pero que no escogieron las políticas predominantes para hacerlo y que por tanto nadie escuchaba.

La tradición del pop guitarrístico inglés, desde The Beatles, The Rolling Stones, The Kinks, The Who, y The Small Faces en los sesenta, hasta The Smiths, y The Stones Roses en los ochenta, peligraba. Inglaterra no quería dar una imagen al exterior distinta a la de esos grupos de chicos blancos con sus guitarras, y si no se hacía algo pronto, la identificación entre el país y esa nueva cultura dance underground iba a ser inevitable.

La solución fue el britpop. Un estilo y una forma de vivir que a todas luces surgió como una reacción al conjunto de cambios sociales y culturales que estaba desplazando los pilares morales, y estaban desestabilizando la hegemonía de la masculinidad blanca británica. Desde que surgió, este estilo recibió el apoyo incondicional de la BBC Radio1, Top of the Pops, Smash Hits, la prensa indie, y la industria discográfica mayoritaria que habían sufrido pérdidas con el crecimiento de la cultura dance y la revolución digital. Por no hablar de la evidente identificación entre el blairismo y el britpop (Noel Gallagher apareció en la portada de la edición de otoño del 1996 del New Labour New Britain "The Magazine for Labour Party Members", y en su interior un artículo "New Labour, New Britpop" analizaba el britpop y lo relacionaba directamente con las nuevas políticas de Toni Blair).

Todos se esforzaron en reafirmar una nueva homogeneidad cultural. Ahora toda Inglaterra bailaba los mismos rasgueos de guitarra tocada por chicos blancos. Todos cantaban las mismas canciones con paradas de autobús, puré de patatas, y empanadas.

Ahora todos podían respirar tranquilos: Inglaterra volvía a exportar al mundo entero pop, britpop.

Y como yo era más de Blur, pues el hit del 95 al canto:


miércoles, 9 de noviembre de 2011

¡Qué asco tan rico!: Black Gloves (The Bloody Beetroots Remix)

Empecé este post con la idea de meteros un petardo de esos que duelen, barajando nombres como Axwell, Angello e incluso (lo negaré tres veces ante Jesús) Tiësto. Lo sé, tengo problemas y estoy en tratamiento, pero aún no veo la luz al final del túnel. De hecho creo que aceptar que el trance también forma parte de mi vida ayudará a sanar y llenar el vacío que existe en mi interior (y el tuyo). Pero al final no os hablaré de esto sino de otra cosa que sé que a muchos de los que seguís las hazañas del HPF Collective también os molesta bastante: El ruido de los asonantes The Bloody Beetroots. Ahora mismo este trío (o dúo) está repitiendo demasiado la fórmula con la que ya ha triunfado. Toca renovarse. Eso no quiere decir que no encontremos, tanto en su disco debut Romborama como, sobre todo, entre sus primeros remixes y singles, temas pata nigga. Y uno de esos temas, Black Gloves, es el que vamos a diseccionar (un poco, como en las clases de bachillerato que al final no era tanto) para descubrir las claves del sonido de los Beetroots:

1. Overdrive
Que esta gente vaya con chupas de cuero, pantalones pitillo y Converse no es una maldita casualidad. Es parte del maquiavélico plan de dominación mundial que han desarrollado (incluso con un manifiesto) durante su gira. El punk a vuelto. O al menos eso quieren hacernos creer. Y para ser punkies es necesario que los sonidos se arañen y que la distorsión sea la bandera del grupo. Riffs de guitarra pegadizos mezclados con sucios sintetizadores se unen formando una salsa muy compacta (parecida a esa capa de cerveza seca que queda en el suelo de los ateneos, mezclada con pitis y vasos de plástico).

2. Llevar las baterías Punk a la discoteca
Éste sí es un puntazo estilístico que ha cambiado el panorama. La velocidad del punk es demasiado alta para entrar en una sesión de House. ¿Qué podemos hacer? Y el hombre con careta de Venom dijo: Vamos a dejarlo siempre sobre los 130BPM's creando un espacio considerable para que el bombo tenga mucha cola (comprimidísimos con puntas que nos rebotan por el interior del cráneo) y peguémosle siempre un contraritmo muy seco y abierto (normalmente con una caja agudísima o las palmadas Beetroots que suenan casi igual en todas las canciones). Ah, y aderezado con otros sonidos típicos de 808 (cajas, palmadas, clicks) para, encima, ir de anal lógicos. Así, los ritmos se mantienen lineales durante toda la canción creando una dinámica jodidamente machacona que conserva este espíritu punk de dar por el culo. Sequedad y contundencia contra lo bailable. 

3. Detalles trash que no son tan trash
Los elementos que les han dado personalidad se rigen por una norma: negar la armonía. Y lo hacen mediante truquillos como subidas y bajadas de pitch, glitches de voz, beatrepeat... (nada que no se haya visto antes en el french house). Pero en este caso está todo meticulosamente tallado para causar feísmo sonoro (aunque de cartón pluma, como esos que iban de tirados Kurt Cobains y se pasaban media hora frente al espejo cada día). Todo este caos controlado y organizado es lo que ha puesto la guinda a un estilo que, pese a la urgente necesidad de ser renovado, ya ha cambiado nuestra manera de entender las noches de fiesta.

¿Está claro porqué los Beetroots son guays? Pues eso, hasta el próximo post que me dejen publicar. Y preparaos que lo del trance no iba de guasa.





Huevo de Pascua: MAC MAC The Bloody Beetroots.


Darth Mike

lunes, 7 de noviembre de 2011

España is different

Hace una semana un colega me dejaba este link en mi muro del facebook:


Leedlo si queréis, está guay. Y si os da palo, os cuento: el artículo habla del cierre del último local que perteneció al circuito de la Ruta del Bakalao, la discoteca Puzzle

A medida que iba leyendo la reseña no pude evitar sufrir una regresión a mis 12 años, cuando escuchaba hablar en la tele de eso de la Ruta del Bakalao: que era en Valencia, que era la perdición total, que si entrabas ahí al instante serías un deshecho social y acabarías acuchillado en la cuneta de una carretera secundaria de poca monta, o muerto por sobredosis y abandonado por los que creías que eran tus amigos en un vertedero local.
Eso era lo que yo recibía. 

Hoy, leyendo este artículo, 18 años y algunas vidas después, me doy cuenta de que la demonizada Ruta del Bakalao, no fue más que el movimiento socio-cultural y de ocio que hubo en toda Europa en la década de los 80 y los 90, pero "a la española". Muchos de vosotros, posiblemente los que me llevéis más de 5 años, veréis esto como algo trivial, bien, para mí no lo es. Ni para mucha gente menor que yo y que ahora están formando parte de la escena nocturna de Barcelona.

Creo que es importante que comprendamos lo que hace 25 años estaba pasando en el levante español, que no fue un movimiento de 4 chungos colgados, sino de gente que tenía tanto que decir, y tanto que reivindicar como el ravero underground del Reino Unido, que desde aquí nos parece tan guay. Pero los españoles somos muy dados a despreciarnos, y infravalorar el producto nacional.

Lamentablemente, o no, ese movimiento acabó masificándose e identificándose con mala gente, y comenzó la quema de brujas que muchos de vosotros, abuelos cebolletas, ya sufristéis: cierre de discotecas, licencias que se esfuman, redadas, inspecciones, y limitaciones horarias. Y en la calle la gente de a pie aplaudiendo cada vez que un local cerraba, convencidos de que así la delincuencia, el pillaje, desaparecerían.

Hoy leyendo este artículo, me reafirmo en mi opinión de que estamos viviendo una época de decadencia cultural y de valores mu grande, mu gorda, que dentro de 30 años se va a reconocer y vamos a flipar. 

(Toma ya)