lunes, 27 de junio de 2011

Eurodance: El fast food de los 90s

-¿Qué quieres bailar hoy, cariño?


-Ehm... no sé... No me apetece tener que esperar a los subidones. O tener que contentarme con sólo dos notas en toda una canción...


-Pues creo que lo mejor será que pongamos unos discos de eurodance.


-Uy, ¿eurodance? Pero cariño, ¡eso es música basura! No deberíamos... Ya sabes... Qué dirán nuestros amigos...


-Tranquilo, nadie se enterará... Correremos las cortinas.


Y bailaron eurodance toda la noche. Y nunca cantaron tan alto como entonces.

Lo dicho, "música basura". Una variante del house fácil, demasiado fácil quizás. Voces femeninas que se desgañitan, redobles de tambores que anuncian el inevitable subidón. Todo cortado y confeccionado al más puro estilo "satisfacción occidental". El lema sería "Lo quieres. Lo tienes".

Muchos dicen que ese estilo es el resultado de una noche de demasiado alcohol. El house viejo de Chicago le aguantó la mirada dos segundos más de lo políticamente correcto a una Europa que andaba cachonda perdida, y que sólo quería bailar, cantar y llevarse a la cama a cualquier bombo, hit hat o sinte que pasara por ahí. Hasta perder el sentido. Y nació el hijo bastardo al que muchos darían la espalda y nunca reconocerían.

Este miércoles yo misma voy a hacerle el homenaje que se merece, porque quien más quien menos, todos hemos bailado alguna vez esta fast food de los 90's.

She's Dancing Alone (in 90's) by Chica B
 
(Antes de que digáis nada... lo sé: ni todo es eurodance, ni todo es de los 90s... Bien, sigo.)

Estaremos en el Otto Zutz a partir de las 0h y hasta que nos echen, PFF, Chica Barata y los residentes Eseoese y Spy.

¡Ahí nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario