martes, 7 de junio de 2011

Café del Mar

Si les digo a mis padres que en dos semanas me voy al SONAR o que en Julio estaré en Monegros ellos me preguntarán que qué es eso, y que a ver dónde me voy a meter. En cambio, estoy segura de que si les nombro el Café del Mar, sabrán decirme que eso se hace en Ibiza, que es durante la puesta de sol en verano, que ponen música de esa chilau, y que no aparte los ojos de mi bebida, no sea que me pongan sustancias psicotrópicas dentro.

Cuando se habla del Café del Mar es obligatorio nombrar a José Padilla. Para muchos él apadrinó al chill-out (en el nombre del sol, y la playa, y del espíritu de los 90 bpm... aaaaamén). Este chico era un fan acérrimo del rock progresivo (del que otro día quizás me atreva a decir algo). Estuvo currando en Ibiza desde el 1976 de Dj de música dance de bailoteo fácil, y como sibarita de sesiones crepusculares legendarias. Según cuenta él mismo se dio cuenta de que en las pistas de baile de Ibiza se respiraba una tolerancia musical absoluta, hasta el punto de ver a la gente bailar de cualquier forma temas completamente inbailables como el "Music For A Found Harmonium": "Paco, un Dj de Valencia, la puso. Eran los comienzos del éxtasis, y fue la primera vez que, con aquella canción, vi a la gente bailando al estilo acid house. Pensé, ¿qué es esto?". 

Uno de los primeros sitios donde estuvo pinchando fue el bar Museo en la Cala Vadella (una cala muy bonita por cierto), pero la historia terminó bastante mal... su socio se suicidó. Padilla se quedó bastante tocado y dejó de pinchar. Dicen que empezó a beber demasiado y que vendía sus cintas en el mercado hippie. Pero eso duró bien poco. Muy pronto el negocio empezó a prosperar y comenzó a hacerse un nombre vendiendo sus propias sesiones con mezclas de Dj's que pinchaban en Ibiza, hasta que un día el Café del Mar le captó y comenzó a editar sus recopilaciones. De la primera se vendieron unas 8000 copias. Para el quinto ya eran más de medio millón. 


Ya tenemos aquí el verano (a ver si se entera el tiempo de una vez).


1 comentario:

  1. Y terminaron fatal la relación....
    a mi nunca me gustaron especialmente las series Café del Mar, pero si pasé durante una época por el Ibiza Sound y tengo en memoria una sesión conjunta de deep house y ambient de dj Pippi y Cesar de Melero, que no he querido volver a escuchar para que no se estropeen en la memoria los buenos ratos que me hizo pasar..

    ResponderEliminar