martes, 5 de abril de 2011

Armani, Grace Jones, Valentino, ¿una copa?

Veo veo. 
Qué ves. 
Veo a 3000 italianos ricos y guapos bailando afro-cosmic... 
¡¡¡El club Baia Imperiale!!!
¡Muy bien!! 

Italianos, ricos, y guapos, actores, playboys, artistas, diseñadores,... Toda la gente cool y guay de Italia iba al Baia a mediados de los 70's. Este club cerca de Rimini era un complejo a lo "Espartacus", lleno de pórticos, y de estatuas de escayola de gladiadores y centuriones. Dicen que Valentino diseñó el interior, absolutamente todo blanco. Blanco nuclear, inmaculado. Y para que fuera de conjunto, hasta el polvo que pulverizaban por la noche era blanco. 

En el centro un ascensor acristalado desde donde el DJ (más dios que nunca) pinchaba para sus cuatro salas, cambiando de una a otra mientras escogía los temas. El rollo del sonido era un "todo vale", pero si sonaba como si hubieras cogido la radiación de fondo de microondas y la hubieras descodificado a acordes y tempos, mejor. Vamos, todo valía, pero contra más raro fuera más guay era. Por no hablar de cambiar velocidades, y de, en caso de que la concurrencia fuera muy fina, no sobrepasar los 105bpm. 

El responsable de la existencia de este local era un magnate italiano que un día fue a Nueva York, vio lo que se cocía ahí y pensó en construir el club más impresionante de toda Europa. Y dentro de ese club poner a los DJ's más fantásticos del universo. Y contrató a dos neoyorquinos, guapos, gays, y que además no dejaban espacios en blanco entre tema y tema, cosa que nunca se había visto en Europa hasta entonces. Y claro, la gente alucinaba. Tenían en Italia lo mejorcito de los EEUU.

Lo más gracioso de todo es que este par de DJ's (Bob Day y Tom Sison), eran unos absolutos desconocidos en su país. Menos mal que no había internet.

En el 78 la policía cerró el club aludiendo que "su sola existencia incitaba al consumo de drogas entre los jóvenes" (como el aeropuerto de Castellón). Luego en el 79 volvió a abrir pero lo cerraron el mismo año porque alguien murió dentro... de sobredosis supongo. Hoy en día está abierto... pero no os sé decir qué tal está... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario