miércoles, 23 de febrero de 2011

Yo estuve allí... Despiporre al máximo exponente

Cómo empezar a describir esta noche, es algo difícil...

Corría el año 1999, recuerdo el año pero no el día ni el mes con exactitud. Venía Paul Johnson, el creador del hitazo housero "Get Get Down". Conocíamos a Paul Johnson por anteriores trabajos e históricamente por ser un dj de Chicago adicto al house en todas sus vertientes, y al que la vida le jugó una mala pasada al perder una pierna (hace poco perdió la segunda en un accidente de tráfico...) y postrarlo en una silla de ruedas. Un claro ejemplo de superación aferrándose a lo que le gusta hacer: música. Y demostrando muy buen gusto a la hora de seleccionar temas, en la técnica al mezclar, y gran sabiduría leyendo la pista.

Llegó el día y allí nos presentamos. 

Seré breve: "Despiporre al máximo exponente"

Del año 97 al 2001 el Nitsa/Apolo fue muy clave en la cultura de club de Barcelona. Las noches se iban convirtiendo semana tras semana en míticas. No puedo decir que ésta fuera mejor que otra, pero sí que ésta fue una de las más festivas y calientes que recuerdo.

Cuando hablo de "despiporre" hablo de despiporre en todos los sentidos: musicalmente fue un no parar de bailar, brazos arriba, sonrisazas con todo el mundo, abrazos,... Tanto el público femenino como masculino estaba muy desinhibido, y si no te liabas con 2 o 3 "chatis" de forma fortuita de camino al lavabo, no te liabas con ninguna. La frase típica de aquella noche después de unos cuantos lengüetazos era: "Estoy por aquella zona. A la salida si eso nos buscamos...".

Pero la gente estaba ahí por la música. La cosa era que estabas bailando a tu bola, y te gustaba, y notabas como con cada subidón sentías lo mismo que la persona que tenías al lado. Sonreías, te sonreían, le comentabas lo bien que estaba el set sin intención de acabar en la cama con él o ella, y no te miraban como si estuvieras acechando a la presa, porque esa noche nadie era presa, y el caso es que muchas veces sin comerlo ni beberlo te acababas liando con esa persona.

Nadie quería perderse la sesión, nadie quería dejar de bailar. Quizás muchos no comprenden esto, quizás les suene a cuento chino, pero es 100% verídico. Era otro rollo, otro momento, un público sin tabús, abierto, sin miedo a experimentar, y con la humildad suficiente para saber que cada semana estaban aprendiendo, pero siempre con las prioridades muy claras:

1º. Salir a pasárselo bien.
2º. Bailar.
3º. Disfrutar de buena música y ambiente.
4º. Acabar con buen sexo...

Y sobre la música, que parece que haya quedado en segundo término, hacer hincapié en que era el primer término, porque si no hubiese sonado ese housazo fresco, divertido, que iba "in crecendo" tema tras tema, esa noche no se hubiese convertido en una de las noches más cálidas que el público del Nitsa/Apolo recuerde jamás.

Cuando te topas con alguien que estuvo allí, siempre te habla de musicón, mucho sudor, y un ambiente muy caliente... Y sino, no estuvo allí.

Saludos +++++

Telexketch

5 comentarios:

  1. en el 99 yo tenía 15 y, a pesar de que me perdí el mejor house (opinión personal (no te enfades Telex, jeje)) sigue siendo mi año favorito... y hace 11 años!! hubiese dado mucha pasta por tener 18 y haber podido vivir todo aquello en directo (tb ibiza) y no solo por la radio... :_(

    ResponderEliminar
  2. Me cago'en!!! TLX! Ya has hecho llorar a Xavi!!! Ya sabía yo!!! Si es que no se pueden contar estas maravillas sin provocar el llanto incontrolado en algún loco del house! ... xD

    ResponderEliminar
  3. Palatable mira la parte positiva... ahora eres más joven que yo y la salida de arrugas todavía no te empieza a preocupar...!!!

    :-)

    ResponderEliminar
  4. mi canción preferida de paul johnson es bastante mas cañera: httpv://www.youtube.com/watch?v=jUSdyDwXfE4

    en rusia se recuerdan una noche fenomenal, y ahora ya legendaria entre clubbers oldschool, del año 97 con su presencia

    ResponderEliminar