lunes, 24 de enero de 2011

Mezclado, agitado, y todo lo que quieras

Ayyy, las remezclas. Esas hermanas, o primas, o a veces vecinas de los temas originales, que muchas veces nos roban el corazón y nos hacen olvidar sus orígenes, y otras veces nos hacen sangran los oídos y nos hacen llorar de dolor al ver la cruel violación que se le ha hecho a la canción original. Hoy voy a hablar un poco de las remezclas y voy a echar un poco de leña al fuego, venga.

En Jamaica en los años 60's algunos dj's comenzaron a modificar un pelín canciones para que tuvieran más efecto en los sound systems, y en Nueva York en los 70's, los dj's de disco y hip-hop empezaron a hacer en sus sesiones cortes de discos para pasar de un tema a otro, o a extender ciertas partes para conseguir un efecto en el público. Todas estas modificaciones se podrían entender como las primeras remezclas. 

Desde esas remezclas primitivas la cosa ha evolucionado mucho mucho. Como estoy hambrienta os voy a poner un ejemplo culinario: 

Suponed que el tema original es una tortilla de patatas, y los diferentes instrumentos, o si preferís sonidos que la componen, son los ingredientes. Pues bien, al principio el dj-productor apenas añadía algo más de sal a la tortilla, o le añadía otra patata, y quizás la cocía un poco más. Luego más adelante, se atrevieron a añadirle también cebolla a la tortilla y un toque orégano, y además hacían una ensalada como entrante para ir abriendo boca. Pero, ojo, no perdáis de vista que el plato principal seguía siendo una tortilla de patatas. Bueno, pues hoy en día, ya no tiene porqué haber tortilla. Ahora se pueden coger el aceite y los huevos (si quieres sólo uno), y añadirle harina, azúcar, y levadura, y hacer un bizcocho. "Ey! Pero, ¿y mi tortilla?? ¿Qué has hecho con ella??"... "Sí, hombre, ¿no ves? Aquí, en este trocito, ¿no reconoces tu huevo?"... Es tu huevo. Mira que no reconocerlo.

Según mi opinión, hoy en día a la remezcla que te transforma la tortilla en un bizcocho se le debería llamar producción, aunque imagino que los problemas de autoría deben ser muy, muy jodidos... "Coge un cuadro, córtalo en pedazos y junta los trocitos. ¿Cuántas veces tienes que cambiarlo antes de que el resultado final sea tu trabajo y no algo hecho por otra persona? Y si a la gente le gusta más tu collage que la pintura original, ¿puede el collage ser genuinamente una nueva pieza de arte?" 

Ahí queda eso.

Os dejo un tema del primer disco de remezclas que se lanzó como edición masiva para el público: Sasha: The Remixes, del dj Sasha residente del Shelley's, un club del norte de Inglaterra.

2 comentarios:

  1. hayq ue diferenciar Remezclas de Re-edits hoy en día tan en auge sobretodo en el ámbito "discoide"(donde no se añade nada nuevo, se alargan y cortan cosas trozos de temas, pero no se añade anda nuevo)

    salu2

    ResponderEliminar