lunes, 31 de enero de 2011

Jipi-Jop

No me mola mucho el Hip hop. La verdad es que no me mola nada de nada, por eso apenas hablo de él. Pero creo que lo suyo es que cuente alguna cosa de este estilo que fue tan importante como el House cuando llegó al Reino Unido.

La esencia del Hip-hop era hacer un collage musical. Cogían cachos de canciones (samples) y los unían. Los Dj's, ya productores, hacían scratch y auténticas virguerías con los platos para conseguir esas uniones imposibles. Necesitabas tiempo para dominar la técnica. El Hip-hop estaba reservado a unos pocos virtuosos hasta que aparecieron un ingeniero de sonido y un publicista, Double Dee y Steinksi, que demostraron que podían producir un tema hip-hopero sin ser unos scratchys. 

Estos tíos se metieron en un estudio con seis cajas llenas de discos, un 8 pistas, y salieron de ahí con "The Payoff Mix", un tema resultado de una mezcla frenética de trozos de mogollón de discos: de James Brown, de Funky Four, de Culture Club y hasta algún sample de Humphrey Bogart. 
Mandaron ese tema a un concurso de remezclas y ganaron. Un par de blancos que no sabían scrathear y que no sabían rapear ganaban un concurso de Hip-hop... Muy heavy. 

Después de esto, grupos como Coldcut estuvieron muy influenciados por estos collages musicales, y fueron los primeros en editar un disco basado en samples en el Reino Unido, "Say Kids, What Time Is It?". Y más tarde la formación M/A/R/R/S sacaron el "Pump Up The Volumen" que llegó a número uno en Reino Unido. 

Os dejo con este tema. Con este cortar y pegar, en el que hay voces de Ofra Haza, la Criminal Element Orchestra, Public Enemy, e incluso algún que otro gruñido de James Brown.


viernes, 28 de enero de 2011

El séptimo sentido

Todos estamos de acuerdo en que hoy en día para ser productor de música electrónica no hacen falta conocimientos de música. Este es uno de los temas más hablados y discutidos, y hay opiniones para todos los gustos. 

Pero en lo que creo que estamos todos de acuerdo es que si produces o estás muy implicado en la música, entonces tienes que ser un apasionado de ésta, sino, está claro, no vas a tener paciencia, te acabarás cansando y dejarás en un rincón de lo que iba a ser tu estudio el sinte, la caja de ritmos, el piano, o la flauta travesera, lo que sea. 

Hoy (de viernes), os dejo un vídeo que os prometo os hará sonreír mínimo 4 veces, y si habéis tocado algún instrumento en vuestra vida unas cuantas más.
Benjamin Zander es uno de esos apasionados de la música, y aunque aquí se hable de música clásica, creo que todos tenemos muy claro que la música al final es una. 

Disfrutad del vídeo, que lo merece, al menos hasta el minuto 15. Luego si queréis lo podéis parar. 

¡Buen fin de semana a todos!



miércoles, 26 de enero de 2011

La "fisicalidad" del sonido

Me estoy leyendo un libro. Es un libro que intenta explicar toda la movida de la música dance desde un punto de vista político y social. Vamos, una cosa farragosa farragosa donde las haya. Pero de vez en cuando encuentro algo que tiene su miga. 

Por ejemplo, en un capítulo hablan sobre los efectos que tiene en nosotros escuchar música. Los autores son muy comedidos y sensatos, y en todo momento quieren remarcar que todas esas sensaciones son resultado de unas tradiciones y una cultura determinada. Por ejemplo: la mente de un japo y la de un mejicano descodificarán distinto un bolero. 

La mente, ok, pero ¿y el cuerpo? 

Y es que hay una cosa que comentan en el libro que me pareció muy de cajón y en la que nunca había caído: que la música, es una forma de transmisión de información que incide directamente, físicamente contra nuestro cuerpo. Quiero decir, que las ondas que forman esa melodía, esas ondas con sus frecuencias y sus amplitudes, están chocando contra algunas de nuestras células y les están tocando las narices. Ya no sólo es un estímulo que se percibe en un sentido concreto, como podría ser la imagen en la retina, o yo qué sé, el braille en el tacto de los dedos, sino que es algo que nos llega en vía directa a la mente y al cuerpo, y que según el caso hace que tus células te digan "dance, dance, dance!!"

¿Cuántas veces habréis visto dj's que mezclan sin necesidad de ponerse los cascos? Sólo notando las vibraciones del tema que va a entrar?

¿Y qué pretendo sacar de esta reflexión? Nada, simplemente me encanta la idea.

lunes, 24 de enero de 2011

Mezclado, agitado, y todo lo que quieras

Ayyy, las remezclas. Esas hermanas, o primas, o a veces vecinas de los temas originales, que muchas veces nos roban el corazón y nos hacen olvidar sus orígenes, y otras veces nos hacen sangran los oídos y nos hacen llorar de dolor al ver la cruel violación que se le ha hecho a la canción original. Hoy voy a hablar un poco de las remezclas y voy a echar un poco de leña al fuego, venga.

En Jamaica en los años 60's algunos dj's comenzaron a modificar un pelín canciones para que tuvieran más efecto en los sound systems, y en Nueva York en los 70's, los dj's de disco y hip-hop empezaron a hacer en sus sesiones cortes de discos para pasar de un tema a otro, o a extender ciertas partes para conseguir un efecto en el público. Todas estas modificaciones se podrían entender como las primeras remezclas. 

Desde esas remezclas primitivas la cosa ha evolucionado mucho mucho. Como estoy hambrienta os voy a poner un ejemplo culinario: 

Suponed que el tema original es una tortilla de patatas, y los diferentes instrumentos, o si preferís sonidos que la componen, son los ingredientes. Pues bien, al principio el dj-productor apenas añadía algo más de sal a la tortilla, o le añadía otra patata, y quizás la cocía un poco más. Luego más adelante, se atrevieron a añadirle también cebolla a la tortilla y un toque orégano, y además hacían una ensalada como entrante para ir abriendo boca. Pero, ojo, no perdáis de vista que el plato principal seguía siendo una tortilla de patatas. Bueno, pues hoy en día, ya no tiene porqué haber tortilla. Ahora se pueden coger el aceite y los huevos (si quieres sólo uno), y añadirle harina, azúcar, y levadura, y hacer un bizcocho. "Ey! Pero, ¿y mi tortilla?? ¿Qué has hecho con ella??"... "Sí, hombre, ¿no ves? Aquí, en este trocito, ¿no reconoces tu huevo?"... Es tu huevo. Mira que no reconocerlo.

Según mi opinión, hoy en día a la remezcla que te transforma la tortilla en un bizcocho se le debería llamar producción, aunque imagino que los problemas de autoría deben ser muy, muy jodidos... "Coge un cuadro, córtalo en pedazos y junta los trocitos. ¿Cuántas veces tienes que cambiarlo antes de que el resultado final sea tu trabajo y no algo hecho por otra persona? Y si a la gente le gusta más tu collage que la pintura original, ¿puede el collage ser genuinamente una nueva pieza de arte?" 

Ahí queda eso.

Os dejo un tema del primer disco de remezclas que se lanzó como edición masiva para el público: Sasha: The Remixes, del dj Sasha residente del Shelley's, un club del norte de Inglaterra.

jueves, 20 de enero de 2011

Yo estuve allí... Paul Hartnoll y Sideral

¡Hola! Hoy inauguramos sección nueva a cargo del sapientísimo Telexketch. ¡¡Yuhu!! :D Seguramente ya lo tenéis visto y oído, pero si no es así, no os pienso decir nada, dejaré que sus entradas hablen por si solas y vayáis empapandoos de todas las maravillas que os contará.
Os dejo con él.

***********************************************************

Empezaré con el set que más he disfrutado en mi vida...

Finales del año 1999, no recuerdo bien el mes... Cuatro amigos nos enteramos que en un par de semanas venía Paul Hartnoll a poner unos discos (uno de los hermanos de ORBITAL. El que no pincha...), y le acompañaba el dj por excelencia de nuestra ciudad: Aleix Vergés. Más conocido como dj Sideral.

Compramos la entrada en CDDrome por anticipado por 1000 pesetas. El evento comenzaba a eso de las 22h y acababa sobre las 3h en el antiguo Salsitas en Nou de Rambla, en Barcelona. Era la inauguración de ese local y al entrar nos sorprendieron las palmeras de mármol en la pista y la iluminación roja.

Llegamos sobre las 23h y nos tomamos una copa escuchando el warm-up pertinente mientras recordábamos la entrada de Paul Hartnoll y la boca se nos hacía agua. Predisposición para ver qué nos ofrecía no nos faltaba (éramos, somos, y seguiremos siendo unos fanáticos de ORBITAL).
Tal y como esperábamos el tipo comenzó su set con "Intelligent Techno". La verdad es que no ponía trabajos suyos, cosa de agradecer, y nos estaba enseñando cosas que desconocíamos, llegando incluso a industrializar. Dejó caer el "The Beach" que hizo ORBITAL con Angelo Badalamenti para la banda sonora de la peli de Danny Boyle con el mismo nombre, que aunque aún no se había estrenado ya tenía el EP en la calle y lo habíamos escuchado en el programa Siglo XXI de Radio3. Aquéllo fue un momentazo de explosión y locura, y aunque la sala estaba a medio llenar, los que estábamos sabíamos qué estaba sucediendo y porqué.

Después de la tremenda sesión, y con nuestros sentidos (cabe decirlo) sin adulterar por ninguna sustancia química, era el turno de Dj Sideral al que habíamos visto y bailado mucho en el Nitsa, Moviedisco, y otros clubes de la ciudad condal, así que pensando que pensando que todo el pescado estaba vendido decidimos irnos. ¡¡¡ERROR!!! Cuando íbamos a salir por la puerta Aleix comenzó con el "Air-Cosmic Birds", temazo que usaba como cuña el programa "Viaje a los sueños polares" de Radio3. Nada más identificar el tema nos miramos y como locos volvimos a la pista. Los temazos que empezó a soltar Sideral eran de órdago, combinando cosas conocidas y temas totalmente novedosos y desconocidos en Barcelona.

Antes de seguir, debo explicaros que la noche anterior había estado escuchando "Calambre Techno", un programa de música electrónica que emitían en los 40Principales, y le estaban haciendo una entrevista al mismo Aleix que había vuelto de su estancia pinchando en Irlanda en "The Kitchen". Pues bien, en ese programa le preguntaron por temas que había descubierto allí. Aleix puso 4 o 5. Me acordaré toda la vida de uno de ellos: Jackpot (KO Kompakt mix) de Tocotronic. Esa melodía y esa voz alemana popera con base electrónica eran novedosas en aquel entonces. Era para lagrimar. El escucharlo en la radio sólo me quedé con el nombre del sello del que ahora ni me acuerdo. Pues bien, esa noche en medio del set de Aleix le comenté a uno de mis colegas: "Como ponga ese tema la vamos a flipar". El colega me dijo: "Vamos a preguntarle si lo tiene". Y nos acercamos a la cabina y nombrando el sello y que alguien cantaba en alemán (ya lo sé, cosa fea por nuestra parte el pedir un tema al dj...) el tipo, Sideral, salió de la cabina a abrazarse con nosotros diciéndonos que ese tema no lo conocía ni dios, que lo tenía en la maleta y que se acababa de emocionar descubriendo que dos frikis lo conocían, y que en una transición de 3 o 4 temas lo ponía seguro.

Nos quedamos cerca de cabina bailoteando y flipamos cuando vimos que el siguiente tema que pinchaba era ése: Tocotronic-Jackpot (KO Kompakt mix). Sideral nos llamó y nos dijo que no había podido esperar y lo había metido de golpe. Mi colega, que lo estaba escuchando por primera vez, estaba alucinando, y yo flipando como él. El resto de colegas nos preguntaban qué coño era eso tan grande que sonaba y la gente del club flipando con ese tema tan raro para la época, tan bonito y tan emotivo. A partir de ese momento cada vez que Sideral cogía un tema para pinchar nos enseñaba previamente la funda del disco para que viéramos qué era. Joder, no teníamos móviles con cámara, ni siquiera móviles, y la memoria dio lo que dio, pero al día siguiente vía Audiogalaxy, el mejor p2p que he usado, algún temazo de aquellos conseguí. Cuales fueron no lo desvelaré en este post...

Saludos+++++

Telexketch

PD: Recuerdo que le pedimos un autógrafo a Paul Hartnoll y también a Aleix, y que éste no se lo podía creer. Hehehehehe... éramos jóvenes, muy emocionados, y con pocos prejuicios...

martes, 18 de enero de 2011

Chicas en el garaje

Lo prometido es deuda. El viernes os dije que os iba a contar cosas del UK Garage y hoy, tras recuperarme de la 808 del Domingo (podéis ver algunas fotos en nuestro perfil del FB) os voy contar cosas del UK Garage. 

A principios de los 90's en el Reino Unido podías escoger entre irte de raves con los Prodigy o quedarte en un club con un rollo más housero, más soul, más cool (champán, cocaína, y Moschino), y con una actitud de nostalgia por un sonido más estadounidense, y según muchos, más purista. 

El club Sterns fue una de las primeras pruebas de la existencia de esta división de estilos. Este local tenía tres salas y en cada una de ellas se pinchaba un estilo diferente: 
En la de abajo Hardcore Techno, con Carl Cox pinchando a tres platos (¡¡graaaandeeee!!). En la de arriba Drum'n'Bass (el hermano bueno del Jungle). Mientras que en la intermedia predominaba el sonido Garage made in USA total. 

El Garage americano estaba influenciado por el Jazz, el Soul, y el Gospel. Predominaban las voces, las melodías, y los instrumentos "de verdad" (...esto me chirría a saco... pero bueno, creo que se entiende la idea). Pero claro, estamos hablando de los ingleses, esa "raza" que a todo le tiene que meter graves, lo tiene que acelerar, y que les mola que haya subidas bruscas y una percusión más presente, así que fue cuestión de tiempo que ese Garage original más "fácil" mutara a un UK Garage con más sabor british

En pocos años este nuevo estilo encontró su lugar en unas fiestas que se organizaban los domingos por la noche y que en especial captaban la atención de ex-drum'n'basseros que acudían en busca de chicas, queriendo desintoxicarse de las elevadísimas dosis de testosterona que se respiraban en los garitos de Drum'n'Bass. Y es que el UK Garage resultó ser un reclamo fantástico para las chicas: mujeres, mujeres y más mujeres, con faldas, tops minúsculos y taconazos que se movían sin tapujos en lo que se convirtió la fiebre del domingo noche


Os dejo un tema que el Dj Armand van Helden remezcló al estilo UK Garage con el objetivo de fusionar el house y el jungle. Es "Sugar Is Sweeter" de CJ Bolland. A mí no me va mucho... pero bueno, hoy la cosa no va de opinar :)


viernes, 14 de enero de 2011

Music sounds better with you

¡Hola gente! ¿Cómo vais? Hoy os quería contar un poco sobre el UK Garage, pero lo voy a tener que dejar para la semana que viene. Y es que estoy que no paro con los preparativos de la fiesta 808 de este domingo. 

La cosa pinta muy pero que muy bien: 

Este domingo, en el Raval en Barcelona, de seis de la tarde a doce de la noche. Te das una vuelta y como quien no quiere la cosa acabas entrando en un local que hay en la calle San Rafael. Y por la patilla pasas un buen rato con tus colegas, como si estuvieras en tu casa. 

Sin más. Pasando de pose, que eso no nos va nada. Moviéndote (o si no quieres no, que no obligamos a nadie) al ritmo de la música que este domingo nos pondrán los PFF, Sergio Mora, ChicaBarata con el soporte técnico de Dj SinKriterio y, tenlo por seguro, algún que otro espontáneo que se pasará por ahí con sus discos... Oye, que si quieres puedes ser tú  :)

Clica aquí para ver el plano para llegar.

Tío, me muero por verte el jeto :P  Vente el domingo.


miércoles, 12 de enero de 2011

Cambio de sentido

Hoy no os machaco con fechas y nombres raros, ni con opiniones "graciosillas" sobre tal o cual sesión, o tal o cual local. Hoy os dejo descansar la vista, y os pongo los oídos a mil con la mixtape promocional de la fiesta 808.
Este domingo espero ver vuestras lindas caras en el Raval, de 18h a 24h. Mirad, aquí, al ladito de la Rambla del Raval:


Y tan, tan guapos sois que entraréis gratis. 

Bueno, os dejo la mixtape para que vayáis calentando motores:


Mixtape 808 Diciembre by HPF

lunes, 10 de enero de 2011

Vente a la fiesta con Pitufina

"El nuevo heavy metal". Esa era la forma como la prensa hablaba del hardcore que se escuchaba en los 90's en las fiestas que se desmarcaron de la comodidad del ambiente club: las raves.

Fiestas con guantes blancos, mascarillas, sticks luminosos, e inhaladores Vicks para aumentar el subidón de éxtasis y anfetamina... (ahí a piñón, ¿quién es el guapo que no se lo va a pasar bien ahora, eh?!!). El DJ aceleraba los discos manipulando los platos y superando el máximo de pitch establecido como "legal" (el pitch es la palanquita que cambia la velocidad de una canción). Y para poder mantener el ritmo, pues métele más caña al cuerpo... La demanda de éxtasis se disparó y en consecuencia su calidad cayó en picado. Ahora las pastillas eran o bien de MDEA, un primo grogui del éxtasis, o bien de pura anfetamina. 

Grupos como Shades Of Rhythm, Bizarre Inc, o The Prodigy, se hicieron famosos actuando en las raves. Se llevaban temas que incluían sintonías de televisión de series infantiles mezcladas con tralla a saco. Utilizaban voces tipo Minnie Mouse, como un vestigio de su origen housero, lo único que ahora la voz venía de una tía que se había puesto de helio hasta las cejas. 

En las raves ya no se escuchaban temas que se potenciaban a través del consumo de drogas sino que eran temas diseñados por las drogas, y el público de estas fiestas se fue radicalizando hasta asociarse por completo chicos de clase obrera que se pasaban tres pueblos con todo y que tenían una mayor necesidad de escapismo. 

Te guste o no este rollo lo que está claro es que movió a mucha peña, mientras que otra parte de la movida, la más sesuda, la del techno más austero, o la más cool con el handbag house, se hacía un lado y se retiraba a clubes más puristas.

Y para cerrar la entrada, The Prodigy, era inevitable. 

martes, 4 de enero de 2011

Bienvenidos a Fabrik Aventura

Hola, hola, hola a todos. Ya estoy de vuelta. He estado en Madrid pasando un fin de año inusual, que ha consistido en estar el día 31 "tranquilamente" en la casa de los amigos de unos amigos. Meterme en la cama a las 4h dormir infinito y al día siguiente a las 17h irme para el Fabrik a darlo todo de 18h a 3h en la fiesta de la Goa. 

Tengo que contaros qué es eso del Fabrik, es mi deber moral y hasta diría necesidad fisiológica contároslo. 

Tras un viaje de 20 minutos en taxi desde Madrid, en medio de un polígono industrial nos encontramos con el Fabrik. 
La primera impresión al llegar ahí fue que estaba a punto de entrar en un parque temático. Los accesos al recinto eran los mismos que si fueras a subirte al Dragon Khan.
Pagada la entrada (pastisísisima) entramos, y al momento los potentes subgraves hicieron retumbar todo mi cuerpo. Ahí era imposible no moverte al ritmo de la música. Un sonido envolvente que llegaba prácticamente a todas las zonas de la pista con la misma fuerza y equilibrio. Un gustazo. Y como ésta dos salas más perfectamente sonorizadas y acondicionadas. 
A parte de las salas fijas, se habían instalado un par de carpas más en el exterior con sus comprensibles limitaciones técnicas, pero cumpliendo correctamente su cometido. 
Hasta aquí, perfecto. Un diez. Ahora vienen las risas: y es que lo del parque temático continuaba dentro. Para pasar de una sala a otra tenías que salir al exterior, que estaba literalmente organizado como un "disco-party-cebollón-resort": mesitas y sillas a modo de terracita de hotel de Lloret, hamacas, tumbonas tamaño cama de matrimonio, toboganes acuáticos, lagos y riachuelos artificiales con DOS patos (dos patos... pobrecitos míos), a los que me pareció oír graznar "Socorrcuac... Sácuacnos de aquí...". Puestos de comida, de merchandising, y porque no lo busqué bien, porque sino fijo que encuentro al lotero vendiendo boletos para el Niño. 
Además, una de las salas estaba decorada con un rollo entre egipcio y club de streeptees (Nefertiti en bolas). Sin pista central y con dos pasarelas elevadas donde unas mozas muy majas hacían sus numeritos en tetas con  unas barras y, atención, un tanque de agua (no preguntéis).
Todo un espectáculo donde la pena era que muchas veces el deejay quedaba como algo de fondo.

Todo este montaje me hizo ver una vez más que todo esto es un negocio y el listo sabe sacarle provecho. 
Pero mira, luego salió Miss Kittin... y ya no recuerdo nada más salvo bailar y bailar y bailar y bailar y bailar y bailar y bailar y bailar y bailar...   :)