miércoles, 17 de noviembre de 2010

YI EY GUAY... Muy gay

Después de la última entrada en la que me atreví a levantar un poquito la mano y decir bajito, así como quien no quiere la cosa, lo que opinaba de una sesión que escuche el finde pasado, hoy vuelvo a ponerme las gafotas gordas, y explicaré un poco más sobre los quehaseres de los inicios del House.

Empiezo con un ejemplo: esto es como hacer pan. Necesitas harina, agua, levadura, calorcito y tiempo. Pues si el pan fuera la popularización del House en Gran Bretaña, entonces el harina serían los temas house, el agua serían los dj's que lo pinchaban jugándose el tipo, el calorcito sería el mdma, el tiempo sería... el tiempo, y la levadura... ¡¡Ayyyy mi querida levadura!! Mi amada levadura serían los gays. Y es que sin el colectivo gay el House hubiera pasado como una moda más, dejando algún que otro tema como carnaza de recopilatorio de música de los 80's en la teletienda.

El club donde se dice que nació el House fue el Warehouse, donde pinchaba un gay y adonde iban a bailar gays. Muchos de los dj's que se apuntaron al carro del House también eran homosexuales, y en general esta música se entendió mucho tiempo como música para el ambiente, que en general siempre ha estado mucho más abierto y receptivo para un cambio de perspectiva (1).

Cuando digo que los dj's que lo pinchaban en Londres se jugaban el tipo no lo digo metafóricamente. Realmente el lanzamiento de botellas a la cabina, las amenazas de linchamientos, abucheos, y gritos del rollo: "¡¡Deja de pinchar esa mierda para maricas!!" O pistas vacías durante horas mientras la gente se apelotonaba contra las paredes del local para no pisar la pista ni por casualidad mientras sonaba esa música, eran la historia de cada noche durante el inicio del House en Gran Bretaña... Para ser justa sobre todo en el sur, que en el norte estaban un poco más abiertos a toda esa movida.

Peeero, un día un marica de Londres se encontró con uno de Nueva York, y entonces los bigotes poblados, las camisas de cuadros y los Levis 501 inhundaron la noche londinense y surgieron de la nada un montón de garitos de ambiente donde era mucho más habitual oír House y estar de buenas. Y fíjate tú por donde que uno de esos locales fue el Heaven donde se juntó por primera vez la levadura con el calorcito... A partir de ahí todo fue cuestión de tiempo.

Hoy no hay canción... o sí... va, os dejo una: "String of Life" de Derrick May, que era de ésas que hacían "enloquecer" al público contra las paredes de los clubes... Yo hoy también lo haría, no os voy a engañar.



(1) Perdón, pero esta frase me parece la risa.

6 comentarios:

  1. Pues yo pensaba que SÍ había sido una moda esto del house.

    los maricas podían ser mucho más receptivos pero la verdad es que se han quedado con lo primero que recibieron. no se entiende que a 2010 en las discotecas (dónde está la cursiva cuando se la necesita?) de maricas se pinche exclusivamente house baratero recalentado absurdo y simplonazo.

    pero quién escucha house de normal?

    ResponderEliminar
  2. PD: sigo trabajando en una síntesis de mi teoría para el sonido balear. mi sonido.

    ResponderEliminar
  3. Tiene gracia Mike. Hoy cuando venía para el trabajo pensaba en la cómo ha evolucionado toda la cultura gay... Pensaba en lo distinta que es la "típica música del ambiente" hoy en día...

    Me tienes en ascuas esperando tu manifiesto! Por cierto, eres ibicenco? mallorquín?... menorquín?

    ResponderEliminar
  4. la típica música que ponen en sitios de maricones es hoy en día una puta mierda. que si cantaditas barateras tipo rebeka brown, que si petardeo en bucle desde hace décadas. peor aún es cuando quieren ir de supermodernos y ponen algún tema funkohouse de allà por 1996 cuando se llevaba tanto (y molaba tanto) crystal waters.

    yo soy más de la cultura gay subversiva, pero no estaría mal salir por el ambiente y que sonaran cosas, más que decentes, que fueran DE AHORA.

    para mí el sonido balear es, como bien decías, un popurrí. pero no tan sin sentido como lo exponías tú. creo que había mucho house pero también hubo mucho techno, mucho progressive y mucha reminiscencia trance (recuerdo muchas noches atrapado entre melodías hipnóticas). por lo que yo viví (bailé) se aunaron muchos estilos pero cada uno de ellos en su vertiente menos extrema, muchos temazos con un poquito de esto y otro de aquello.

    qué bonitas noches ibicencas para recordar. como bien dice mi tía: "ya no queda nada auténtico, ahora todo es chilau" (chill-out, claro).

    ResponderEliminar
  5. por otro lado, comentar que mientras ibiza se mezclaba con europa, en la península ibérica no pasaba practicamente nada ni siquiera entre provincias. como mucho en la meseta central se cogía el coche y se iban a hacer la ruta del bakalao. nosotros vestíamos trance, llevábamos buffallo como en london y veíamos pasar a nina hagen por el pueblo.

    ResponderEliminar
  6. Joder! xD tienes un punto un poco destroyer eh? jajaja!... aunque no te negaré que yo también tengo mi opinión al respecto.

    Sobre el sonido balear, una vez leí que sonaba como un deejay de una boda kitsch... Un popurrí en efecto, aunque con un objetivo, y una coherencia.

    Ah, y me encantaría conocer a tu tía. Si me dejas le hago una entrevista y la publicamos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar