jueves, 4 de noviembre de 2010

Sonido total, sonido en el espacio... Sonido total... Sonido Balear

Buenas gente. Hoy quería tirarme un poco el rollito con el Sonido Balear, pero me ha pasado algo y tengo una mala hostia encima que no me aguanto. 
Un buen amigo me ha dicho que tengo que echar toda la mierda fuera, gritar y patalear. El problema es que estoy en la oficina y gritar mucho sería un poco peligroso, así que he pensado ensañarme un poco con esta entrada intentando sacar toda la bilis que llevo dentro ahora mismo.

Ahí voy:

Se llamó Sonido Balear a lo que se empezó a pinchar en Ibiza cuando la isla se convirtió en algo más que 4 comunas de hippies fumados. 
Hacia mediados de los 80's los clubes Pachá y Ku dominaban la noche ibicenca: gente rica, gente guapa, gente gay, glamour, desfase y excentricidad. 
Poco a poco, ese retiro excepcional para las celebrities que buscaban poder desfasarse en paz fue captando más y más turismo, y en pocos años la eclosión de los clubes en Ibiza fue brutal.

Claro, ¿qué paso? Pues que los dj's tenían que cubrir horas y horas de música de baile, fiestas infinitas que no acababan con la salida del sol, y tenían que ingeniárselas para sacar temas de debajo de las piedras. Que si un poco de reggae, que si un poco de soul, ahora un poco de pop, y para acabar una pizca de rock guarro.

La magia de todo eso era que el dj tenía que ser capaz de captar el momento y aprovechar el ambientillo (lo que ahora llaman groove para hacer la picha un lio) que se había creado en la pista de baile para poder acertar con el siguiente tema. Vamos, que no es lo mismo escuchar "The Blood" de The Cure en un taxi que te lleva a las 11h de la mañana al dentista, que a las 4h de la madrugada en la terraza de una macro discoteca rodeado de peña que lo está dando todo.

Pero no nos engañemos, el Sonido Balear no es más que un pupurri de temas sin ninguna coherencia aparente entre sí que suenan de puta madre porque vas hasta arriba de éxtasis, y porque queda muy cool que te flipe. Y según mi entender esta filosofía del "todo se puede" ha hecho mucho daño (aquí viene mi mala leche): y es que lo siento, pero no cualquiera sabe poner según qué temas en según qué momentos. Hay mucho bruto suelto por ahí que por el mero hecho de poner alguna bizarrada ya cree que ha cumplido satisfactoriamente con su trabajo, y perdonadme, pero para mí hay mucho más que eso.

Ipse dixit!

2 comentarios: