viernes, 19 de noviembre de 2010

No me chilles que no te veo

Hace unos días que se me está yendo la pinza con la extensión de las entradas, así que hoy voy a ser muy breve y además voy a poneros algo muy ligerito, una curiosidad. Así como de viernes, de entertainment...

Os pongo un vídeo, pero para escucharlo tenéis que poneros unos cascos (¡sobre todo! si lo escucháis sin cascos pierde toda la gracia). Cerrad los ojos, y a poder ser estar a oscuras. Si hacéis todo eso, os aseguro que vais a flipar.

Ahí va:



¿Qué? ¿Lo que os decía eh? Estáis alucinando. Ni Dolby Surround ni leches. A esta técnica de grabación de audio se le llama binaural, y se basa en las descodificaciones que hace el cerebro cuando recibe el sonido de distintos puntos del espacio. Porque no es lo mismo que me venga el sonido de delante, o detrás, de la derecha o de la izquierda. El método es un poco complicado, pero si alguien se anima a explicarlo estaré encanta :)

Y paro por hoy. Entrada cortita prometida. ¡Buen finde!


2 comentarios:

  1. El cerebro determina la dirección y la distancia desde donde llega un sonido a partir de la mínima diferencia de tiempo con la que llega a cada oído. Eso.

    ResponderEliminar