viernes, 22 de octubre de 2010

Acid... me gusta a mí...

Buenas! ¿Cómo vais? Ayer os estuve hablando de los hijos bastardos del House: que si el Acid House, que si el Industrial, que si el Hardcore... Hoy me voy a poner bien ciega y os cuento un poco más sobre el Acid House.

Para empezar siendo justa tengo que decir que el Acid House nació en Chicago, lo que pasa que ahí no le hicieron mucho caso, mientras que en Inglaterra la cosa cuajó de maravilla.

Su aparición fue gracias a un "mal uso" del sintetizador Roland TB 303. Seguro que os lo podéis imaginar: un grupo de colegas con un nuevo juguete que hacer ruiditos. Uno de ellos empieza a subir y retorcer los controles sin ningún tipo de criterio y se empiezan a oír sonidos como si se estuviera torturando a un alienígena. Y entonces todos flipan... "Tiooooo, qué pasadaaaa. Sigue, sigue!!". 

De ese episodio a la producción de "Acid Tracks", el primer tema Acid House del grupo Phuture, sólo hay un paso.

Aquí os lo dejo. Si lo aguantáis entero obtendréis mi más profunda devoción.

2 comentarios:

  1. yeeeeeeeeeah
    esa 303 intravenosa.

    Acid Tracks, no me acuerdo muy bien, pero creo que se grabo a 33bpm's originalmente y luego se aceleró a 45bpm y salio al mercado finalmente así... al revés o algo parecido!! uuuuuum joder la memoria me falla, seguro tu lo sabes mejor que yo.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. :) tu comentario me ha hecho recordar una anécdota... Te dedico la entrada de hoy!
    Un abrazo Mr. TLX!!

    ResponderEliminar