viernes, 27 de agosto de 2010

Disco eres y en House te convertirás (III)

Tras la Disco Demolitión Night y mientras se intentaba dar una lección a esos chicos negros del disco quemando la foto de Donna Summer con un zippo, a unos pocos kilómetros en el Warehouse algo empezaba a sonar "diferente".

El Warehouse era un almacén a las afueras de Chicago que por cómo lo describen debía ser peor que el interior de un lavabo portátil de los Monegros. En ese local el dj Frankie Knuckles viendo que no podía conseguir material nuevo para que su público bailara, se las ingenió para transformar los "viejos" discos de Disco grabándolos en cintacas de bobina y editándolos. Cortar aquí y pegar a llá, pero "de verdad", nada de haciendo un click. Y así, como quien no quiere la cosa, Knuckles empezó a pinchar música disco de una forma que nunca nadie había hecho: aceleraba el pitch, hacía loops infinitos que volvía loca a la gente, y le daba un nuevo groove (1).
Yo no he estado ahí, pero sólo leer y escuchar lo que explican de ese lugar, se me ponen los pelos de punta, y se me acelera el pulso:
"...y en un momento de la noche, apagaba todas la luces de la sala y ponía un disco de efectos sonoros de una locomotora a toda velocidad, cambiando el sonido estéreo de un grupo de altavoces a otro, para que pareciera que un tren de verdad atravesaba el club".

(1) No he puesto un link que explicara lo que es el groove porque no me acababan de convencer las definiciones que encontraba. Es más fácil decir que el groove es el rollito de una canción, el swing, el feeling, el susu, el tema, la historia... ¿Me explico?

miércoles, 25 de agosto de 2010

Disco eres y en House te convertirás (II)

No podemos decir qué día nació el House pero lo que sí podemos decir es el día que murió o intentaron matar a su “padre”, el Disco.
¿Os imagináis que una noche el telediario se abre con la noticia de que cientos de jóvenes convocados por  Joaquin Luqui (lo resucitamos por unos momentos) se han lanzado al césped del Camp Nou mientras gritaban “¡¡¡El electro apesta!! ¡¡Muerte al electro!!”  Y han comenzado a quemar MAC’s, y sintetizadores Korgs, o no sé, manuales de Logic, Cubase o Pro-Tools?  Por decir algo… Yo desde luego pensaría que me están tomando el pelo.
Ahora trasladaros al 1979, a un estadio de beisbol en Chigaco, y con cientos de chavales gritando “¡¡Disco sucks!!” mientras quemaban vinilos de música disco en mitad del campo. Mirad esto, no tiene desperdicio:




Pero el caso es que las razones de esta “manifestación” iban más allá de la propia música. Aquí había un problema de tolerancia racial y orientación sexual: “Too much gays and black people to America”.
A raíz de esa noche (Disco Demolition Night) poco a poco los sellos discográficos dejaron de producir música disco, dejando huérfanos a los deejays que intentaban hacer bailar a su público.


lunes, 23 de agosto de 2010

Disco eres y en House te convertirás (I)

Nos ponemos manos a la obra y comenzamos a leer libros con portadas flúor, y a ver documentales donde habla mucha gente negra, gay, que se ha drogado mucho, y que vivió toda la movida del nacimiento de la música electrónica, y lo primero que vemos es que ninguno se pone de acuerdo para poner fecha al nacimiento del House.
Hay tres tipos que se nombran mucho: Frankie Knuckles, Jamie Principle, y Jesse Saunders. Los tres estadounidenses, viviendo en Chicago y negros. Los tres piezas claves para la aparición del House, como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Bonita analogía… ¿Quién sería quién? Quizás más adelante me moje.

Frankie Knucles. Va! me mojo!: el Padre. Se le ve majete ¿eh?
Jamie Principle. Un crack. Ya os contaré más adelante.
Jesse Saunders. La personificación del "Do it yourself".

viernes, 20 de agosto de 2010

Do it yourself

Esto es absurdo, llevo 5 horas pensando cómo empezar a escribir en este blog, y al final es algo tan sencillo como decir: "Ey! Nos gusta la música electrónica, y como nos gusta queremos entenderla, y para entenderla tenemos que saber de dónde salió". Así que si te pica la curiosidad como a nosotros sigue leyendo y te aseguramos que te vas a enterar de un montón de cosas que seguro que ni te imaginabas.